Un retroceso para DPS

¿El Consejo Escolar de Denver quiere mantener el control local o entregarle el poder al Consejo de Educación del Estado?


El miércoles 16 de enero, el Comité del Marco de Desempeño Escolar (SPF) de Denver decidió bajar las expectativas académicas del marco del distrito y ubicarlas en el mismo nivel que las expectativas del marco del estado. Esta decisión representará un enorme retroceso para DPS porque le estaría cediendo el control al Consejo del Estado, les quitaría el poder a los padres, bajaría las expectativas para los estudiantes que están progresando año tras año y limitaría nuestra capacidad para evaluar la equidad. Esto le dificultaría cada vez más al distrito informar sobre la calidad de las escuelas a las familias y bajaría las expectativas para los estudiantes, lo cual sabemos que afectará desproporcionadamente a los estudiantes de color y a los que reciben almuerzo gratuito o a precio reducido.


A diferencia del marco de Colorado, el Marco de Desempeño Escolar (SPF) de Denver adoptó lo que se conoce como el “indicador de equidad”. Esto exige a las escuelas del distrito evaluar si los estudiantes de color, los estudiantes plurilingües, los estudiantes que son elegibles para almuerzos gratuitos o a precio reducido y los estudiantes con discapacidades están alcanzando los indicadores académicos a nivel del distrito. Al cambiar al marco al del estado, las escuelas no serán responsables por las diferencias entre estudiantes de distintos contextos, lo cual a su vez les quita el poder a los padres que sufren desigualdades y discriminación en los centros educativos. Esta decisión inaceptable borrará información esencial para los padres y permitirá que las escuelas generen una ilusión de desempeño, aunque estén desfavoreciendo a los estudiantes de diferentes contextos raciales, socioeconómicos o lingüísticos.


El marco del estado no solicita retroalimentación a la comunidad. En Denver, los padres y estudiantes completan encuestas de satisfacción, y la escuela debe asumir la responsabilidad si estos se sienten o no bienvenidos en su comunidad escolar. Si adoptamos el marco del estado, suprimiremos la opinión de la comunidad en el proceso de evaluación escolar y pasaremos a un sistema en el que 5 funcionarios electos del Consejo del Estado estarían tomando decisiones sin tomar en cuenta la opinión de los padres.

En TEN estamos convencidos de que todos los niños son brillantes y merecen una educación que se adapte a su potencial. Con esta decisión, el Comité del SPF está admitiendo que no comparte esta convicción. No podemos apoyar la decisión y no lo haremos. Seguiremos luchando para que las escuelas asuman la responsabilidad cuando no atiendan las necesidades de cada estudiante equitativamente. Esperamos que continúen esta lucha con nosotros, al tiempo que nos esforzamos por crear las escuelas del mañana que atiendan las necesidades de cada estudiante de cada contexto de manera equitativa.

Sus amigos,


Nicholas Martinez y Ariel Taylor Smith

Cofundadores | Transform Education Now